miércoles, 8 de junio de 2011

Benvindo

A las 8 de la mañana sonó el despertador. Me senté en la cama, me despegue la almohada de la cara con toda la fiaca del mundo y mire alrededor. ¿Qué carajo hago despierto a esta hora? Cuando vi mi valija en el piso, una biblioteca frente a mi con libros en portugués, y un cuadro en la pared que decía “Super Heroi en Lisboa” me di cuenta que estaba en otro cuarto, en otra casa, en otro continente y en otro hemisferio. Caramba.

No se por que, pero el aeropuerto de Lisboa me hizo acordar a Aeroparque. Tal vez fue el colectivo que me llevo del avión a la terminal, la cinta de las valijas, o el hecho de que nadie controlaba los tickets del equipaje. Sergio (El Jefe) me esperaba a la salida, lo reconocí por las video-conversaciones por Skype, aunque un cartel que diga “Miniclip: Nicolás Arias” no hubiese estado mal para mi autoestima.

De la hora y media que paso entre que me subí al auto muerto de sueño y que finalmente me tire de cabeza en la cama no tengo mucha memoria. En algún momento pasamos cerca del estadio de Benfica y del de Sporting (los dos clubes de Futbol mas grandes de la capital), también por las afueras de la ciudad, hasta que finalmente llegamos a Oeiras. Me presento a Ed, un chico Ingles que también trabaja en la empresa y que iba a vivir en la misma casa que yo. Ed me mostro un poco la casa, uno de los cuartos estaba sin ordenar, el otro parecía un cuarto de un chico de 10 anos pero la cama estaba perfecta y.. zzzzz.

Oeiras es una mini-ciudad de playa en las afueras de Lisboa. No esta lejos del centro y hay un tren/subte que la conecta. Es un pueblito bastante chato, lleno de casas viejas, calles angostas y pasajes de adoquines en el medio de las cuadras. Hay mas peluquerías que restaurantes, y mas panaderías que peluquerías. ¿Por qué buscaron una casa en este pueblito? Porque queda cerca de Tagus Park.



Tagus Park es un complejo de oficinas de tecnología. Un predio alejado de la capital, que tiene varios edificios ocupados por empresas (Microsoft, HP, etc.), con un patio de comidas, un gimnasio, cafeterías, peluquería y dentista (¿?). Ahi es donde tiene el studio Miniclip.

Después de desayunar un auto nos toco bocina, era Gonçalo, uno de los chicos del trabajo que se ofreció a llevarnos porque vive muy cerca. En unos veinte minutos estaba entrando por la puerta que tenía un cartel que decía MINICLIP en letras naranja. Casi todos en la oficina se dieron vuelta cuando entramos y hubieron dos o tres segundos incomodos en los que todos se miraron preguntándose quien era yo. Pero inmediatamente se pararon y me fueron saludando mientras Julia, la secretaria, me los presentaba uno por uno. Realmente no sabía con que me iba a encontrar en Portugal, pero los compañeros de trabajo que me tocaron son excelentes, en un par de horas ya me sentía como si los conociera a todos, y en un par de días ya era uno más. No puedo quejarme de nada, no se si todos los portugueses son así pero para estos chicos tengo solo agradecimientos. 

La oficina tenía una estupenda vista sobre uno de los pueblos que dan a la playa de los alrededores de Lisboa, al mar, y a las montañas (montes en realidad) del otro lado. Una de las montañas me llamo la atención inmediatamente, porque se podía ver un castillo en la cima. ` Tengo que ir ahí ´, fue lo primero que pensé.

El único inconveniente en la oficina fue que les estaba quedando chica y se estaban por mudar a una mas grande la semana siguiente, no llegue en un momento muy oportuno pero igual me hicieron un lugar por unos días, hasta participe del empaquetado de mi escritorio (que era nada mas que la computadora, dos hojas A4 y una lapicera en ese momento). Por supuesto, todas las computadoras Mac, y con todo el software y los accesorios originales… cosas del primer mundo supongo.

4 comentarios:

  1. Que copado nico!!
    que buena experiencia :) aprovecha a full

    ResponderEliminar
  2. Nick!!! Me re alegro!!! Que lindo lo que estas viviendo!! Me encantó!!! Queremos mas fotos! Te mando un beso enorme, pasala genial.

    ResponderEliminar
  3. Niiik!! Que buenas historias!!

    Espero que aproveches la experiencia y que no encuentres muchos dragones en el castillo de la montaña (o si??)

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar